Archivos de la Etiqueta: Proceso Creativo

10 nombres de marca de origen curioso (y 10 lecciones que podemos sacar de ellos) – 2ª parte

Por suerte, y por mucho que nos empeñemos los profesionales del sector, esto de la creatividad sigue sin tener manual de instrucciones. Y técnicas de lo más casual como reciclar ideas propias y de otros, tener descaro y jugar al chapurreo idiomático pueden ser cualidades excelentes si te dedicas a esto de nombrar marcas. Para muestra, compartimos con vosotros 5 nuevos casos de naming de origen (aparentemente) poco experto y de éxito (totalmente) incuestionable. Leer más

10 nombres de marca de origen curioso (y 10 lecciones que podemos sacar de ellos) – 1ª parte

No sé si está bien que lo digamos nosotros, pero hay que reconocerlo: algunos casos de éxito demuestran que, a veces, la espontaneidad, la intuición o el azar tienen más peso que la experiencia en la creación de un nombre de marca poderoso.

Entonces…¿Al carajo las agencias? ¡Ni hablar! Nadie mejor que nosotros,  machacas de este noble oficio, para inspirarnos en los “intrusos del naming“. En vez de negar sus talentos, preferimos aprender de sus peculiares métodos creativos para así aconsejar aún mejor a nuestros clientes.

Como muestra, hemos analizado 10 casos de éxito del naming aparentemente más tontorrón. Y estas son las conclusiones que hemos sacado: Leer más

PUNTA ESTE: naming con ADN murciano

Captura de pantalla 2016-03-18 a les 18.40.59

No es ningún secreto que nos encanta ir de cañas y que una cervecita bien fría acompañada de una buena lectura o conversación es nuestra debilidad. Así que podéis imaginaros qué feliz nos hizo que nos eligiesen hace unos meses para hacer el naming de una nueva cerveza que el pasado febrero llegó al mercado.

Con esta delicia de proyecto, además de disfrutarlo mucho, hemos podido conocer a fondo la marca Estrella de Levante, una compañía cervecera que nos ha sorprendido gratamente por ser un elemento identitario importante de la cultura y sociedad murcianas.  Leer más

Naming y terminología

Los creativos de nombres de marcas que conozco proceden de mundos profesionales muy diferentes. Unos son periodistas, otros publicitarios, también hay quienes son músicos, químicos, poetas, autores teatrales o filólogos. Pero lo que cuenta sobre todo, como ya expliqué en un artículo anterior, ‘El buen namer’, es que todos reúnen un conjunto de características que los hacen ser buenos nombradores.

Yo me inicié en el naming cuando me dedicaba a la terminología. Entonces lo vi como un hecho natural. Como que uno de los campos de interés de la terminología tiene que ver con la creación de neologismos, pensé que esto no debía de estar muy alejado del arte de crear nombres para nuevos productos y marcas.

Desde entonces, mi dedicación al naming -entendido como disciplina y como proceso estratégico y creativo- no sólo me ha servido para confirmar aquella intuición, sino que también me ha permitido descubrir más puntos de contacto o ciertos paralelismos con el trabajo terminológico:

Naming i terminología_cast

Jordi García @Thinkcopy

KADJAR o los misterios del naming

Mi espíritu quiere captar las formas mudadas en cuerpos
nunca vistos; oh dioses, vosotros que las cambiasteis,
ayudadme a encontrar cuál fue el origen del cosmos
y traed hasta nuestro tiempo el poema continuo.

Ovidio. Las metamorfosis. Libro I

Renault ha presentado su próximo lanzamiento, un nuevo vehículo todocamino que responde al nombre de KADJAR, una denominación llena de exotismo sin lugar a duda (por cierto, ¿cómo debe pronunciarse?). Parece ser que el nombre corresponde a una dinastía de origen turco que reinó en Persia. Y según los responsables de la marca se compone de dos formantes: KAD, que evoca la palabra quad (motocicleta todoterreno de 4 ruedas) y el sufijo JAR, que remite a los vocablos franceses agile (agil) y jaillir (surgir repentinamente). Leer más

Crear, copiar

large_6344354636

Dice Daniel Goleman en su libro El espíritu creativo que “si procuras encontrar el espíritu creativo en algún sitio exterior a ti, estás buscando en el lugar equivocado”. En el mundo del naming, y en concreto en el ámbito de las startups tecnológicas, se ha vivido en los últimos años una especie de fenómeno de creatividad gregaria que ha hecho aparecer por doquier compañías que incluyen en sus nombres los sufijos “-ly” y “-ify”. Esta estrategia de “marketing copión”, aunque parece contravenir el consejo de Goleman y en cierto modo también el sentido común, es habitual. Algunas marcas debutantes, en vez de hacer un examen interno en busca de aquello que puede hacerlas únicas, prefieren buscar su identidad en el exterior, posicionándose justo al ladito de su competencia mediante nombres clónicos que como máximo sugieren un “yo también soy así de innovador, cercano y moderno”. Como resultado, en su búsqueda de un nombre memorable y cargado de significado, muchas compañías creativas acaban poniéndose nombres no creativos, lo que les da una pátina muy maja pero las retrata en lo esencial y las condena al olvido. Para los que estáis en Pinterest, recomiendo este tablero creado por la namer Nancy Friedman alrededor de este fenómeno. Leer más