Archivos de la Etiqueta: Construcción del nombre

Naming pasado de revoluciones

Un nombre de marca no sólo comunica a través de su contenido semántico, es decir los significados que se derivan del nombre o evocan en cada uno de nosotros, sino que también es capaz de comunicar por su sonoridad o su simbolismo sonoro, por su construcción y, aunque igual no nos lo hayamos planteado nunca, incluso la longitud del nombre puede decir mucho de lo que representa.

Por eso cuando llegó a mis oídos que el nuevo Suzuki Celerio empezaba a rodar, mi cerebro y mi experiencia nombrística lo imaginó como una berlina de gran tamaño o cilindrada, capaz de alcanzar los 180 km/h en un plis plas. Pero cuál fue mi sorpresa cuando descubrí que la imagen proyectada por el nombre nada tenía que ver con lo que realmente era, pues por lo que he leído el Celerio es un vehículo urbano que te permite alcanzar los 120 km/h en autopistas sin ahogar el motor.

¡Qué nombre más poco oportuno! Y aquí os voy a dar mis tres razones:

Leer más