SALIERI, la sal de la vida

Los nombradores estamos acostumbrados a trabajar en proyectos muy embrionarios, desarrollados en los departamentos de innovación de las compañías o llevados a cabo por emprendedores con mucho talento pero poca financiación, por lo que muchos de ellos suelen quedarse por el camino en la dura pugna por existir. Decisiones marquetinianas, resultados de tests, falta de inversión o simplemente un cambio en el equipo directivo marcan la línea del to be or not to be de cualquier producto o servicio y, por ende, de su nombre de marca.

Por ello cuando uno se topa en el mercado con un nombre que ha salido de tus entrañas, un proceso químico se inicia en tu interior. La vitamina de la satisfacción empieza a correr por las venas, te sientes revitalizado, mineralizado, y una sonrisa de orgullo cambia el rictus de tu rostro. Y es que presenciar cómo un proyecto en el que has trabajado durante semanas o incluso meses, en el que has puesto la mente y el corazón, sale adelante, no es tan habitual en el mundo del naming.

patatas_oliva

Así que nos hace especial ilusión hablaros de una de nuestras últimas creaciones que ya ha visto la luz. Es SALIERI, nombre de una nueva gama de patatas y aperitivos de gran calidad que designa también al grupo alimentario que los produce. Inspirado en el famoso compositor Antonio Salieri, evoca el carácter salado de los aperitivos. Es un nombre sencillo, universal, equilibrado y de gran musicalidad, que transmite buen gusto y alegría, porque SALIERI representa la sal de la vida, la dimensión lúdica, el disfrutar de buenos momentos y compartirlos con los amigos. Y, en otro sentido, como nombradores, SALIERI también es nuestra sal, nuestra alegría, pues simboliza la culminación de nuestro trabajo.

Ahora toca seguir con nuestro día a día, creando estrategias, nombres y eslóganes para proyectos muy diversos que quizás nunca lleguen a existir. Pero estamos seguros de que la fórmula del trabajo bien hecho, el tiempo y un poquito de suerte hará que nuestro portfolio siga creciendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *