Naming futbolero. 1ª parte.

25158861042_28a373d41d_b

Mayo es el quinto mes del año y su nombre tiene un origen incierto, aunque podría derivar de la diosa romana Maia, también conocida como Bona Dea, cuyo festival era celebrado por los romanos justo en este mes al que llamaban Maius.

Mayo es el mes de las flores, de los trabajadores, de la Virgen María e incluso podríamos decir que es el mes del deporte rey. Y es que todo buen aficionado al fútbol sabe que el quinto mes del año suele acoger la final de la Champions League, de la Copa del Rey y por fin la Liga queda resuelta. Por eso es un buen momento para echar un vistazo al naming futbolero y descubrir algunos de sus nombres y orígenes.

Empecemos por los estadios. En general, la mayoría de nombres de los campos españoles se debe a alguno de sus presidentes o fundadores, como el Santiago Bernabeu (Real Madrid), Vicente Calderón (Atlético de Madrid), Carlos Tartiere (Real Oviedo) o el Ramón Sánchez-Pizjuán (Sevilla Fútbol Club); o hacen referencia a su localización: La Romareda (barrio de Zaragoza), Estadio de Anoeta (nombre de la calle donostiarra) Los Pajaritos (barrio numantino) o El Madrigal (término municipal de Villareal), que dicen, por cierto, que en breve pasará a denominarse “Estadio de la Cerámica” por cuestión de patrocinio. Pero hemos encontrado algunos casos muy singulares que vale la pena resaltar:

Rosaleda: Nombre del estadio malacitano que proviene de un antiguo campo denominado “Rosaleda Stadium” construido en 1924 sobre los terrenos de una rosaleda.

El Molinón: Estadio del Sporting de Gijón, recibe su nombre por un molino hidráulico de gran tamaño que se erigía en la zona y que había sido propiedad de un ciudadano inglés apellidado Rimmel. ¡Ah! Y que sepáis que El Molinón es el campo más antiguo del fútbol profesional español y que los seguidores del Sporting de Gijón fueron los creadores de uno de los gritos más escuchados en las gradas de todos los campos: ¡Así, así, así gana el Madrid!

Los Cármenes: Este estadio recibe su nombre de la típica construcción granadina conocida como ‘carmen’, que era una vivienda con jardín situada en el barrio del Albayzín.

El Sadar: Desde su inauguración hasta finales de 2005, el campo del Club Atlético Osasuna fue bautizado en honor al río Sadar que atraviesa la capital navarra y que está muy cerca del estadio. Pero cabe decir que durante 7 años, desde 2005 al 2011, el estadio perdió su nombre fluvial por uno monárquico, el de ‘Reyno de Navarra’, denominación creada por el Ejecutivo foral para promocionar el turismo en la Comunidad.

Las Gaunas: El viejo campo del Logroñés se ubicó en unas fincas al sur de Logroño propiedad de las hermanas Gaona. Estos “terrenos de Las Gaonas” acabaron convirtiéndose en los “terrenos de Las Gaunas” por deformación popular.

Coliseum Alfonso Pérez: El nombre del estadio del Getafe Fútbol Club tiene tela. Se puso en honor al jugador de fútbol, Alfonso Pérez, que nació en Getafe pero que nunca jugó en las filas del club getafense ni se enfrentó a este equipo, por lo que no pisó el césped del estadio como jugador. Pero como ha sido el jugador de fútbol más famoso que ha dado esta localidad fue el nombre escogido.

Cartagonova: Es el nombre del estadio del F.C. Cartagena, y es tomado de Carthago Nova, nombre con el que era conocida la ciudad de Cartagena durante la época romana.

Camp Nou: El Camp Nou, que no Nou Camp, es el nombre popular que ganó la pugna al oficial Estadio del Club de Fútbol Barcelona. Y es que para qué complicarnos cuando lo podemos hacer fácil. ¿Que se va a hacer ahora un nuevo estadio? Pues nos avanzamos y lo llamamos Nou Camp Nou, que es como lo llamaría la gente.

San Mamés: El mítico estadio bilbaíno, conocido como “la catedral” por llevar nombre de santo, tomó su nombre del vecino asilo de San Mamés al que pertenecían los terrenos sobre los que se levantó el recinto. Y como San Mamés fue un mártir arrojado a los leones que consiguió dominarlos y acabaron agachados ante él, de ahí que a los jugadores del Athletic se les conozca con el sobrenombre de “los leones de San Mamés”.

Y ya que hemos empezado a hablar de aficiones, vamos a ir preparando otro post con los sobrenombres de algunas de ellas pues, aunque la mayoría obtiene su apodo por el color de la camiseta que defiende (los ‘rojillos’, los ‘merengues’…), hay alguno, como el caso de “los leones”, que no dejan de sorprender.

¡Volvemos en la segunda parte!

Photo credit: Balón via photopin (license)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *