Archivo por categoría: Tipología de nombres

10 nombres de marca de origen curioso (y 10 lecciones que podemos sacar de ellos) – 2ª parte

Por suerte, y por mucho que nos empeñemos los profesionales del sector, esto de la creatividad sigue sin tener manual de instrucciones. Y técnicas de lo más casual como reciclar ideas propias y de otros, tener descaro y jugar al chapurreo idiomático pueden ser cualidades excelentes si te dedicas a esto de nombrar marcas. Para muestra, compartimos con vosotros 5 nuevos casos de naming de origen (aparentemente) poco experto y de éxito (totalmente) incuestionable. Leer más

10 nombres de marca de origen curioso (y 10 lecciones que podemos sacar de ellos) – 1ª parte

No sé si está bien que lo digamos nosotros, pero hay que reconocerlo: algunos casos de éxito demuestran que, a veces, la espontaneidad, la intuición o el azar tienen más peso que la experiencia en la creación de un nombre de marca poderoso.

Entonces…¿Al carajo las agencias? ¡Ni hablar! Nadie mejor que nosotros,  machacas de este noble oficio, para inspirarnos en los “intrusos del naming“. En vez de negar sus talentos, preferimos aprender de sus peculiares métodos creativos para así aconsejar aún mejor a nuestros clientes.

Como muestra, hemos analizado 10 casos de éxito del naming aparentemente más tontorrón. Y estas son las conclusiones que hemos sacado: Leer más

Naming navideño: cuando el nombre nos traslada a la Navidad

11241322044_b067d3ab85_b

¿Te imaginas tener un negocio que genere grandes beneficios pero que sea estacional? Es decir, una empresa que solo trabaje durante un periodo de tiempo concreto o que su periodo de ventas solo tenga sentido en una época del año. Me vienen a la cabeza algunos ejemplos: marcas de helados durante el verano, turrones en invierno o la lotería de Navidad. Y precisamente es durante las fiestas de invierno cuando coinciden estos negocios temporales que durante noviembre y diciembre hacen su agosto. Cada producto o servicio está asociado a un nombre y dicha marca verbal, en algunos casos, hace el propio producto. Analicemos algunos de estos casos de naming navideño, ahora que dejamos atrás la Navidad. Leer más

Naming funcional: Cuando el gris puede ser sexy

14017488717_8a47ed5ce6_b

Todos queremos encontrar un nombre sexy para nuestro negocio. Concentrar en un término todo el potencial seductor de lo lingüístico y diferenciarnos con un apelativo único, preferentemente inventado, evocativo o experiencial. Macizorro. Cualquier cosa, pero que se aleje al máximo del nombre descriptivo, el más gris de los nombres grises, que no nos pone nada.

Por eso nos contratan a los creativos. A nosotros, generalmente, tampoco nos pone lo descriptivo.

Según el manual que ofrece en su página web la agencia de naming Igor:

“Los nombres funcionales-descriptivos de compañía tienen el problema de que sólo tienen la función de explicarle al mundo el negocio en el que estás. Es una opción innecesaria y contraproducente”.

No sólo eso sino que:

“La noción de describir el negocio en el nombre asume que los nombres de las compañías existen sin soporte contextual, lo cual es imposible. Los nombres de las compañías aparecen en webs, escaparates, prensa, tarjetas de visita, anuncios y, en su forma más desnuda, en conversaciones. No hay modo de que los nombres de compañías aparezcan sin soporte contextual/explicativo, lo que significa que son libres de realizar tareas mucho más productivas”. Leer más

Naming pasado de revoluciones

Un nombre de marca no sólo comunica a través de su contenido semántico, es decir los significados que se derivan del nombre o evocan en cada uno de nosotros, sino que también es capaz de comunicar por su sonoridad o su simbolismo sonoro, por su construcción y, aunque igual no nos lo hayamos planteado nunca, incluso la longitud del nombre puede decir mucho de lo que representa.

Por eso cuando llegó a mis oídos que el nuevo Suzuki Celerio empezaba a rodar, mi cerebro y mi experiencia nombrística lo imaginó como una berlina de gran tamaño o cilindrada, capaz de alcanzar los 180 km/h en un plis plas. Pero cuál fue mi sorpresa cuando descubrí que la imagen proyectada por el nombre nada tenía que ver con lo que realmente era, pues por lo que he leído el Celerio es un vehículo urbano que te permite alcanzar los 120 km/h en autopistas sin ahogar el motor.

¡Qué nombre más poco oportuno! Y aquí os voy a dar mis tres razones:

Leer más

El naming lo pone fácil

11322716896_8e8737a726_o

En un entorno de consumo cada vez más complejo y confuso la simplicidad es un valor en alza. En el mundo del marketing y del branding, también. Las marcas que triunfan son aquellas que tienen la simplicidad como núcleo esencial en su manera de relacionarse con sus consumidores o sus clientes; las que, en definitiva, contribuyen a hacer nuestra vida más fácil. La simplicidad es sinónimo de claridad, inspira confianza, favorece la toma de decisiones y genera fidelidad. El naming no es ajeno a ello porque también puede servir para reducir la complejidad y hacernos la vida menos complicada.

Nombres que facilitan el proceso de decisión de compra

Las marcas de éxito se caracterizan por simplificar y agilizar nuestro proceso de decisión de compra, es decir, nos ahorran tiempo. Uno de los principios que se suele tener en cuenta a la hora de valorar la bondad de un nombre de marca es su simplicidad. Se acepta que un nombre simple, corto, de significado concreto, semánticamente transparente y con una pronunciación intuitiva es más memorable y fácil de usar que uno que no cumple estas condiciones. Sin duda, Arjowiggins o Schwarzkopf nos lo ponen más difícil que Duracell o Vodafone. Leer más